martes, enero 22, 2008

Para hacerlo...

Para olvidar tengo una cama cubierta de un cubrecama azul capaz de adormitar al buey más fuerte y relajar el dolor.

Para gritar tengo la indignación del día a día, de los homicidas de hombres, ideas e ideales, tan venidos a menos últimamente.

Para cantar tengo letras y música que me recuerdan lo que debo ser en los momentos en que no soy.

Para la soledad tengo un pedazo de tierra en mis cuatro paredes que me cobijan como la mejor madre del planeta, como la mía.

Para correr tengo el largo camino de mis ancestros, luchadores de sudor y puño que marcaron silenciosamente la historia más linda de la humanidad, es decir, la hecha por el hombre común.

Para la esperanza tengo la sonrisa de mi hermano, tierna como seria y dedicada, astuta e inteligente.

Para amar tengo tu cuerpo cubierto de serenidad en largos recorridos sinuosos que dan la vuelta al mundo como a tu espalda.

Para soñar tengo el tiempo que aún no he vivido y que cada día me sobra a borbotones mientas más hago y menos sueño.

Para la tristeza tengo la alegría de olvidar para luego gritar y cantar en la soledad del camino por correr con la esperanza de amar y soñar.

5 comentarios:

Jok€r dijo...

excelente me encanto! te leo!

Anónimo dijo...

Estás desaparecido desde enero, ¿qué pasó? ¿Recibiste La Quincena? Me quedé esperando tu comentario. Como ya te dije, me gustaría que integraras el equipo. Cariños, Eliza
laquincena@montevideo.com.uy

neia dijo...

Acabo de descubrir tu blog y me encanta

Anónimo dijo...

La verdad radical es la coexistencia de mí con el mundo.

María Vanessa dijo...

Muy buena tu bitácora. Me gusta este fragmento...